LA FIEBRE DEL RUNNING, UN ESTILO DE VIDA

LA FIEBRE DEL RUNNING, UN ESTILO DE VIDA

Correr está de moda y solo con salir de casa nos damos cuenta. Ver a gente correr por las calles o los parques principales de cualquier ciudad es ya una imagen habitual. No importa si es de día o de noche, laborable o festivo. La fiebre runner no entiende de horarios ni de calendarios. Estamos ante un fenómeno social que para muchos se ha convertido en un estilo de vida.

¿Por qué el running? Empecemos por el principio. Hoy en día la sociedad está sensibilizada que para mantener una buena salud, debemos llevar una vida deportiva activa. Si a esto le sumamos el bajo coste de su práctica y el actual ritmo acelerado del día a día, obtenemos como resultado la necesidad de un deporte que permita mantener buena salud con poca inversión y no precise de mucha pérdida de tiempo. Y cómo no, el running cumple con estos requisitos. Es un ejercicio aeróbico, que permite mantener una buena forma física, apenas requiere inversión, solo necesitamos unas simples zapatillas de correr, camiseta y pantalones deportivos. Además, no es necesario disponer de demasiado tiempo, ya que los entrenamientos medios no sobrepasan la hora y media.

Una vez iniciados, se transforma en una auténtica droga para  todo aquel que lo practica. Tanto aficionados como profesionales aseguran que engancha y que es algo que no se puede dejar una vez que empezamos. De hecho, se calcula que el 18% de quienes corren asiduamente sufren runnorexia (obsesión por correr) de manera inconsciente. En la vida de quien la padece, todo gira en torno al running: su único tema de conversación gira en torno a este deporte, a sus tiempos, sus metas, los sitios idóneos para practicar running, la alimentación más sana, la competitividad con los compañeros, la indumentaria más adecuada, la mejor hora…

El  perfil común del runner español son personas con edades desde los 18 hasta los 50 años, aunque la edad va en aumento. En 2.014 se hablaba de dos millones y medio de corredores, datos que coincidían con estudios de varias marcas de zapatillas. Actualmente podemos decir que ya hay más de tres millones de runners entre profesionales y gente que sale un día a la semana. Por supuesto, todas estas personas necesitan retos, cosa que nos lleva a los eventos deportivos. En 2.016 se habla de la celebración de más de 4000 carreras populares. Según datos, desde el 2.008 (inicio de la crisis) los eventos deportivos relacionados con el running se han disparado en un 50%.

Quizás cuando salimos a correr algo muy dentro de nuestros genes se despierta y nos anima y motiva. O quizás sean las endorfinas  que nuestro cerebro genera en el torrente sanguíneo cuando sufre más de lo que le apetece. Pero sin duda lo mejor de correr es la sensación de satisfacción que se tiene cuando se termina el entreno y se piensa en el siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *